‘Dinner Before Dark’, una propuesta gastronómica con mucho arte

 

El establecimiento de Vincci Hoteles en Bilbao ofrecerá en su restaurante “Kondutxo” un menú especial inspirado en las jornadas “Art After Dark” de su vecino más ilustre, el Guggenheim a partir de este viernes 5 de abril. Vincci Consulado del Bilbao 4* fusiona la mejor gastronomía con estas sesiones en las que se visitan las exposiciones al ritmo de los mejores DJs nacionales e internacionales. El resultado es una deliciosa propuesta que permite participar de la cultura de la ciudad disfrutando de una experiencia completa de arte, música y gastronomía, con unas inmejorables vistas al museo de arte moderno bilbaíno.

Uno de los elementos que convierten cualquier viaje en una experiencia es la relación que se produce tanto con el entorno como las personas que rodean un hotel y su integración en la vida del destino elegido, con el fin de obtener vivencias que vayan más allá de cualquier concepto tradicional turístico. Vincci Hoteles quiere permitir a sus huéspedes vivir cada destino de una forma que propicie la integración con la cultura local y por ello, cada uno de sus establecimientos tiene personalidad propia, con elementos característicos de la localidad, y cuenta con experiencias en sus establecimientos que ayudan a una inmersión total en el lugar donde se sitúan. Este es el caso de Vincci Consulado del Bilbao 4* (calle Alameda Mazarredo 22) y su menú “Dinner Before Dark”, inspirado en las sesiones de arte y DJs “Art After Dark” que organiza el museo Guggenheim Bilbao, un viernes al mes. La propuesta gastronómica, dirigida tanto a huéspedes como a los vecinos de Bilbao, quiere reflejar toda la cultura latente en esta moderna zona de la ciudad en la que el máximo representante se erige en este importante museo de arte moderno.

El menú “Dinner Before Dark”, como su nombre indica, es el complemento ideal para tomar algo antes de las “Art After Dark” y vivir una experiencia de arte, música y gastronomía más completa. Se puede degustar en el restaurante del hotel, “Kondutxo”, o en su terraza mirador, deleitándose con las excelentes vistas que brinda el establecimiento a la ría y al Guggenheim. Está compuesto de los siguientes platos, divididos en entrantes, principal y postre, categorías que reciben el nombre de algunas de las obras de la colección permanente del museo, “Ambrosía” de Antoni Tàpies, y “Fuente de fuego”, de Yves Klein, como parte de la vinculación de la propuesta gastronómica con el arte.

La Razón

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: