Huevos. Gracias a su alto nivel de proteínas ayudan a reducir el apetito y proporcionan abundante energía. Por lo tanto, son muy aconsejables para arrancar la jornada.

Plátanos. Muy ricos en fibra, pero con pocas calorías, son la mejor alternativa a los cereales azucarados del desayuno. Su elevada dosis de potasio actúa como un gran chute enérgico.

Pomelo. Un zumo o una pieza entera de esta fruta por la mañana aportan mucha agua y fibra, además de depurar el organismo.

Café —solo y sin azúcar, por favor—. Según numerosos estudios científicos, acelera el metabolismo y mejora la descomposición de grasas.

20 10 2019 45 - Desayunar para adelgazar

Redactora de GATITAROSA.COM Experta en nutrición y dietética. Actualmente, lleva la sección de alimentación y nutrición de la revista.

  Los megatrucos de nutrición

Deja un comentario