Cuidados básicos que necesitan las piscinas

El mantenimiento de piscinas puede llegar a ser una de las cosas más importantes cuando llegan los calores de verano.

Son los sitios más deseados con el calor, pero requieren un mantenimiento continuo para que el agua esté en buen estado y el baño sea placentero, refrescante y, además, seguro.

Quienes tienen una piscina saben que la parte menos bonita es el mantenimiento diario que necesitan. Algo que se consigue gracias a estos elementos.

DISPENSADOR DE CLORO. Sirve para tratar el agua de la piscina, ya que elimina del agua los agentes patógenos que pueden ser insalubres. Su función es flotar y permitir que las piscinas tengan la cloración necesaria gracias a unas ranuras que se pueden abrir más o menos para controlar la cantidad de cloro que se dispensa.

MEDIDOR DE CALIDAD DEL AGUA. Lo más sencillo de usar son las tiras reactivas para medir cloro, pH y alcalinidad, tres aspectos básicos para la calidad del agua. En el mercado también encontrarás medidores de pH digitales, que son más precisos, pero hay que calibrarlos.

SKIMMER. Se trata de un sistema de filtrado que se coloca en la pared de la piscina y ayuda a limpiar el agua de forma automática.

OTROS UTENSILIOS. Tampoco puede faltar una red, recoge hojas donde se deposite la suciedad que va cayendo a la piscina y cepillos para limpiar el fondo y sus paredes. Asimismo, es conveniente tener una lona para protegerla cuando no la uses.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: