Cuida la piel tras las vacaciones

Exfoliar, hidratar en profundidad y una buena alimentación son esenciales para que el cutis se renueve después de los días de sol, playa y piscina y de los excesos del verano.

Con el fin de las vacaciones de verano y la vuelta a la rutina también llega el inevitable momento de poner a punto nuestra piel tras los excesos estivales. No hay que olvidar que la exposición solar prolongada, el sudor, el cloro de la piscina y el salitre del mar pueden causar estragos en el cutis, aunque a simple vista luzca un tono bronceado de lo más favorecedor.

Para ello resulta imprescindible proporcionarle unos cuidados especiales que regeneren la epidermis. El primero de ellos tiene que ver con la alimentación. Lo ideal es que la dieta durante las semanas siguientes a las vacaciones sea rica en vitamina A y betacaroteno, presentes, por ejemplo, en las zanahorias, las calabazas y el tomate.

Además, los alimentos con elevadas dosis de vitaminas C y E también son especialmente recomendables para renovar la piel. Así como beber al menos un litro y medio de agua al día y evitar los fritos, los procesados, los refrescos azucarados y el alcohol.

  Estiliza tu figura con el método Sakuma

PASO A PASO

En cuanto a los cuidados cosméticos que necesita la piel del rostro cuando el esplendor del verano comienza a ser tan solo un bonito recuerdo, destaca el de la exfoliación, imprescindible para eliminar las células muertas. Si el producto con el que se realiza es potente, basta con aplicarlo una vez ala semana; si es suave, lo aconsejable es utilizarlo al menos en dos ocasiones.

Por otro lado, es muy importante hidratar en profundidad el cutis con una buena crema y seguir protegiéndolo con una loción facial de factor alto cada vez que se salga a la calle.

Deja un comentario