Continúa la maldición de Rocío Carrasco

Continúa la maldición de Rocío Carrasco

Belén, Lydía y Chelo se han enfrentado a aparatosas roturas de huesos tras caídas que parecían de poca importancia. Por eso, algunos compañeros ya hablan de un maleficio «Alguien nos quiere exterminar poco a poco?».

Es el buque insignia de Telecinco. ‘Sálvame’ lleva trece años entreteniendo al gran público y cosechando numerosos éxitos. Sin embargo, en los últimos tiempos la suerte parece haber dado de lado al programa. A los bajos datos de audiencia, que han propiciado múltiples cambios a lo largo de estos meses, y las multas que han acumulado por la exposición de contenido inapropiado para menores y promoción indebida de marcas comerciales, se unen también los accidentes que han sufrido tres de los pesos pesados del espacio: Belén Esteban (48), Lydía Lozano (61) y Chelo García-Cortés (70).

Todas se han visto obligadas a ausentarse de sus puestos de trabajo para poder recuperarse física y emocionalmente. Una extraña coincidencia que ha provocado que sus compañeros empiecen a hablar de la posible maldición que acecha a los colaboradores de ‘Sálvame’. «Igual hay que traer a un brujo que nos quite el mal de ojo, porque cada mes cae uno de nosotros», ha apuntado Kiko Hernández en tono de broma, aunque demostrando cierta preocupación por la situación.

«NO A SIDO FÁCIL»

La primera ‘víctima‘ que se cobró este ‘maleficio’ fue Belén Esteban. La empresaria fue retada en directo a realizar una prueba al estilo de ‘Supervivientes’. Debía colgarse de una estructura y, mientras esta avanzaba, sostenerse en ella. La altura era de pocos centímetros y la de Paracuellos llevaba zapatillas, pero esto no impidió que, tras caerse, se rompiera la tibia y el peroné.

Noticias en GATITAROSA >>>  La imagen más violenta de Fidel Albiac: "Como me dé a mí la venada te tiró por la ventana del piso 30"

Tuvieron que escayolarle y operarla y la situación acabó minando su ánimo. «Sufrí un bajón cuando me dijeron que me tenían que operar. Me han puesto veinte tornillos y dos placas. No ha sido fácil y no lo estoy pasando bien. Se me ha parado la vida tres meses», confesó la colaboradora sin ocultar su bajo estado de ánimo. No es para menos.

Más de un mes después del accidente, Belén por fin ha comenzado la rehabilitación, que será larga -le quedan dos o tres meses por delante- «La tienen que llevar y traer en ambulancia. Pasan unas cinco horas desde que sale hasta que regresa», explicó Gema López (51) sobre el proceso, en el que se encuentra «más animada». Así lo demostró ella misma con una imagen que publicó en sus redes en la que aparece en silla de ruedas, pero con luna gran sonrisa: «Trabajando duro para ponerme bien, que es lo que deseo».

ESTOY FATAL

La siguiente en caer en las redes de la ‘maldición’ de ‘Sálvame’ fue Lydía Lozano, que, mientras se vestía en su casa para acudir al programa, perdió el equilibrio e impactó contra el suelo, provocándose una fractura de radio.

En su caso, no ha tenido que ser operada, pero si debe mantener el brazo inmovilizado durante más de un mes. Un panorama que generó a la mujer de Charly una gran ansiedad. «Estoy cabreada y fatal. Yo soy muy independiente y esta situación me pone muy nerviosa», reconoció la tertuliana entre lágrimas.

Noticias en GATITAROSA >>>  José Ortega Cano en su peor momento

Fue entonces cuando Terelu Campos (56) hizo una reflexión que dejó a todos muy preocupados: «Alguien nos quiere exterminar poco a poco?». Pero ahí no acabo todo y Chelo García-Cortés terminó por el suelo en la pasarela de la Sálvame Fashion Week tras resbalarse, aunque iba descalza.

Al caerse, apoyo el brazo izquierdo y acabo también con una rotura de radio. “Cuando ocurrió todo, pensó en Marta. Esto me ha hecho polvo porque quiero seguir trabajando», contó sin poder contener las lágrimas. Al igual que Belén, ha tenido que ser operada, por fortuna, con gran éxito. «Ha ido muy bien, aunque lo ha pasado mal.

Tenía muchos nervios y una cosa así te rompe la vida», ha explicado Marta, la pareja de Chelo, tras la operación. Intervención que, esperemos, sea la última a la que se enfrentan los colaboradores del programa.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: