Consigue el «chic francés»

Las mujeres galas representan como nadie el ‘glamour‘, y uno de los grandes responsables de este encanto es su peinado, desenfadado, natural y con estilo.

Una de las claves fundamentales para ir guapas es lucir una melena perfecta, aunque eso no siempre implica llevarla peinada de manera impoluta, como si acabáramos de salir de un salón de belleza. El mejor ejemplo de ello son las francesas. Referentes de la elegancia innata, nuestras vecinas del país salo saben muy bien que su cabello es uno de los principales responsables de su elegancia.

Y por eso lo cuidan con mimo y esmero, pero a su manera. Y es que si por algo se caracterizan sus peinados -o ‘no peinados’, según como se mire por ser desenfadados y naturales, sin embargo con mucho estilo.

«La mujer francesa tiene un pelo más fino y mucho más domable que el de la española, que es más crespo y suele tener más cantidad. Además, a esta le gusta verse peinada y, cuando se ve despeinada, encuentra que su melena está desordenada. Sin embargo, el despeinado puede ser muy ‘sexy’ y la clave de la francesa para llevarlo con ese estilo es sobre todo un buen corte de pelo en caída natural que respete su textura», explica el peluquero Enzo Pineda.

UN CORTE DE CABELLO IDEAL

Por tanto, el primer paso que dan las francesas en su rutina capilar es acudir a su centro de belleza de referencia para que les hagan un corte de pelo totalmente personalizado que se adapte a su rostro y que no requiera secado o un peinado demasiado complejo o sofisticado para lucir bonito. Es el caso de actrices galas como Vanessa Paradis (48), Marion Cotillard (46), Léa Seydoux (36) o Juliette Binoche (57) o de referentes de la moda como Inés de la Fressange (64).

Todas ellas apuestan siempre por peinados y tonos de cabello que encajan a la perfección con sus rasgos y con su personalidad y que rara vez cambian. Para ello, por supuesto, es importante invertir en un buen estilista. Por otro lado, en su día a día, las francesas suelen evitar emplear el secador y otras herramientas de calor como las planchas en la medida de lo posible. Asimismo, se aplican aceites capilares hidratantes que combatan el encrespamiento y, si pueden, se lavan el pelo por la noche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *