Claudia Osborne zanja la polémica: «Mi padre es una gran persona»

Tras las críticas recibidas por contar que Bertín se perdió su infancia, la joven sale en su defensa: «Mi relación con él es muy importante, formamos un equipo y estamos unidos».

El especial de Toni Moreno (48) con la familia Osborne al completo tuvo una gran protagonista, muy a su pesar: Claudia (33). La hija pequeña que Bertín (67) tuvo con la desaparecida Sandra Domecq nunca pensó que su reflexión sobre su infancia y el papel de su padre en esa etapa tendrían tanta repercusión.

“Él estaba ausente. Yo me acuerdo de que empecé a tener relación con mi padre con siete años. Los puntos más sensibles de la historia de mi vida suceden cuando él no estaba, fueron con mi madre», explicó confirmando lo que sus hermanas, Alejandra (44) y Eugenia (36), contaban de las largas ausencias de Bertín en sus vidas por su trabajo.

«Fue un mal marido y un mal padre», concluyo la joven, levantando una polvareda de críticas hacia el cantante y hacia ella misma por hablar en esos términos. Una polémica que ahora ha querido zanjar con un comunicado en sus redes sociales en el que asegura que desconocía que no se iba a emitir su testimonio al completo, ya que en la grabación terminaba explicando que en la actualidad se lleva muy bien con él:

«Mi padre es una gran persona y así lo trasladé en la entrevista que yo concedí y la conclusión para mí». Y por si a alguien le quedaba alguna duda, la joven ha explicado lo que significa el cantante en su vida.

«Mi relación con mi padre es muy importante, ambos formamos un equipo y estamos unidos […]. Los temas que ambos hemos tenido que hablar y solucionar ya lo hemos hecho en privado, como en cualquier familia», escribe con sinceridad y siendo muy clara.

SE DESAHOGÓ EN SU LIBRO

Lo cierto es que los reproches hacia su padre en este sentido no son nuevos, ya que hace un año Claudia, que trabaja como ‘coach’, publicó el libro ‘Lo mejor de ti‘, en el que cuenta los trastornos de alimentación y la depresión que sufrió en su juventud por sentirse abandonada en su infancia por su padre.

Una confesión que provocó mucho dolor a Bertín, tal y como confesé este a Toni Moreno. «No sabes lo mal que lo he pasado viendo su libro. A mí no me dijeron nada, ni ella ni sus hermanas… Eso me ha matado, de verdad. Son momentos vitales, que ella se encontraba mal…», decía arrepentido y reconociendo que no lo hizo bien con sus hijas mayores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *