Charlene de Mónaco extraña a sus hijos

La princesa, que lleva varios meses en Sudafrica, se comunica con Jacques y Gabriella a través de tiernas videollamadas. «Esté siendo un reto para mí, los echo mucho de menos», afirma.

Una de las experiencias más duras para una madre es estar alejada de sus retoños durante mucho tiempo. Bien lo sabe Charlene de Mónaco (45), que está viviendo en sus propias carnes lo que supone encontrarse a una gran distancia de sus hijos, los gemelos Jacques y Gabriella, que en diciembre cumplen 7 años. Y es que la mujer del príncipe Alberto (63) lleva desde el pasado mes de mayo en Sudáfrica, donde se recupera de una infección de las vías respiratorias contraída tras realizar una campaña de concienciación contra la caza furtiva de rinocerontes y por la que incluso tuvo que ser intervenida. Un percance que la ha impedido regresar al Principado y que ha provocado que no haya podido celebrar su décimo aniversario de boda junto con su esposo o el inicio del verano con sus pequeños, a los que no ve desde que la visitaron en su país natal el 4 de junio. «Son tiempos duros, está siendo un reto para mí. Echo mucho de menos a mi marido y a mis hijos», aseguro recientemente en una entrevista con una emisora de radio sudafricana.

Charlene de Mónaco RUMORES DE DIVORCIO

Por fortuna, gracias a las nuevas tecnologías, Charlene puede mantener contacto diario con su familia. Así lo demuestran las imágenes que ella misma publicó en su Instagram en las que se ve una tierna videollamada con Jacqui y Bella -cariñosos diminutivos con los que llama a sus hijos-. «Mis conversaciones diarias con Alberto y los niños me ayudan mucho a mantener el ánimo, pero no puedo esperar a reencontrarme con ellos», afirmó en un comunicado en junio. Mientras llega ese instante, Charlene se entretiene cosiendo mantas para guarderías. No obstante, la revista alemana Bunte ve en esta situación la señal clara de la separación inminente del matrimonio. Según el medio germano, ella llevaría más tiempo en Sudáfrica del que se ha dicho de manera oficial y en el palacio Grimaldi ya se estaría preparando el divorcio.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: