Carolina de Mónaco obligada a ser primera dama

La princesa ha tenido que dejar a un lado el ostracismo que eligió hace tiempo para sustituir a la esposa de Alberto de Mónaco, que lleva cinco meses en su país, Sudáfrica.

Carolina de Mónaco ocupa el lugar de Charlene

A sus 64 años, Carolina de Mónaco había conseguido alejarse de los focos. Después de estar años en el punto de mira por las múltiples polémicas que la han perseguido a lo largo de su vida, sobre todo debido a sus relaciones sentimentales, la princesa decidió mantenerse en un segundo plano de los asuntos relacionados con el Principado. Tan solo acudía a los eventos en los que su presencia era obligada. Permanecía tranquila, centrada en sus hijos y sus nietos. Sin embargo, la larga estancia de Charlene de Mónaco (43) en Sudáfrica, donde lleva cinco meses, a causa de una infección de oídos, nariz y garganta, ha obligado a Carolina a reaparecer y ocupar el hueco que ha dejado la mujer de su hermano, Alberto de Mónaco (63), muy a su pesar, ya que, por sus gestos, no parece muy contenta con este nuevo papel.

UNA MALA RELACIÓN

En las últimas semanas, la hija mayor de Rainiero ha ganado protagonismo y se ha convertido en la «pareja» oficial del príncipe Alberto en muchas citas institucionales de Mónaco, como la inauguración de tres plazas diferentes en el barrio de Larvotto, un acto en el que Carolina volvió a demostrar que es una de las mujeres más elegantes del mundo. Pero, antes, la madre de Carlota Casíraghi (35) acompañó a su hermano a la Gala por la Salud del Planeta, al trigésimo aniversario de la Mission Enfance o a la Gala de la Cruz Roja. Además, acudió con sus sobrinos, Jacques y Gabriella (6), a la celebración del Día de las Mascotas. Esta actividad al lado de su hermano contrasta mucho con la de otros años, en los que apenas aparecía con Alberto de Mónaco en los actos oficiales, quizá para no coincidir con Charlene porque, según apuntan algunos medios, la relación entre las cuñadas esté muy lejos de ser idílica.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: