Belén Esteban echa a Toño Sanchis a la calle… y se hunde de la emoción



 

El ex representante tenía que irse del chalé que adquirió la colaboradora en subasta pública antes del día de hoy fijado por el juzgado. De no hacerlo, seria la Policía Judicial la encargada de desalojarle  y un cerrajero cambiaría la cerradura.

Belén Esteban estaba mas cerca de conseguir su objetivo. A las diez de la mañana del hoy 5 de marzo se cumplía le la fecha tope que estableció el juzgado en un escrito oficial para que Toño Sanchis y su familia abandonasen el chalé de Villanueva del Pardillo que la colaboradora adquirió en subasta pública y del que es propietaria legal desde abril del año pasado.

Han pasado casi doce meses y el ex representante seguía viviendo en la casa, y en todo este tiempo no ha tenido intención de abandonarla. De hecho, en otras ocasiones ya se había establecido un plazo limite para que dejara la vivienda, pero nunca lo ha cumplido, por lo que se pensaba que quizá esta fecha tampoco fuera la definitiva.

Es mas, su entorno mas cercano aseguraba que no abandonaría el domicilio, a pesar de que esto suponga un perjuicio para su familia.
Y es que parece que lo único que quería Toño era “reforzar su imagen de victima y dañar seriamente la de Belén Esteban”.

Algo que la propia tertuliana tiene claro, aunque reconoce que ya nada de lo que pueda hacer su ex amigo le hace daño.

“Este va a morir matando. Aunque la verdad es que a mi no me afecta, he ganado todo”», reconocía hace un tiempo.

Y es que al final, el que fuera integrante de Los Inhumanos lo tenía complicado. Porque si decidía quedarse en el inmueble y no depositar las llaves para que fueran entregadas a la nueva propietaria, hubiera incumplido la orden del juzgado y hubiera sido la Policía Judicial la encargada de desalojarlo.

Un cerrajero se ha personado en el domicilio para abrir la puerta con la orden en la mano, para después cambiar la cerradura.

Al llegar a este punto, todo lo que se encontrara dentro de la residencia quedaba en posesión de Belén.

 

Sanchís abandonaba esta mañana la vivienda con semblante serio y dejaba la llave en la cerradura, toda una metáfora de estos cinco años en los que Belén ha luchado para que Toño le devuelva hasta el último céntimo de lo que se llevó durante todo el tiempo en que fue su representante.

“No haré ninguna fiesta porque me parece una falta de respeto. Pero no me da ninguna pena. Yo solo quiero recuperar lo que es mio”.

Y es que Toño lo ha intentado todo, porque aunque perdió el juicio contra Belén, si ha luchado para alargar su estancia en la casa y retrasar así su salida de esta todo lo posible.

  Ana Rosa Quintana enfurece a Jorge Javier Vázquez

La ultima estrategia que llevó a cabo fue en verano del año pasado, cuando solicito la entrada de su empresa, Lorant, SL, en concurso de acreedores. Con esta maniobra pretendía tirar por tierra los planes de Belén, pero no lo consiguió. Ella misma contó que tanto él como su mujer, Lorena Romero, hicieron todo tipo de movimientos para no tener que abandonar el chalé.

“No sabéis lo que la señora ha querido hacer, menos mal que la Justicia existe», dijo refiriéndose a la esposa de Tono.

A pesar de todas las complicaciones que se ha encontrado la colaboradora desde que el juez le dio la razón, dictando sentencia a su favor y reconociendo que su ex ménager tenia que pagarle cerca de 600.000 euros por el dinero que se había apropiado de manera indebida y los intereses de demora, ella no duda que finalmente conseguiré la casa para saldar parte de la deuda.

“Os aseguro que la ocuparé, bueno no la voy a ocupar, pero la tendré seguro”, aseguro muy convencida Belén hace tan solo dos meses.

La ‘princesa del pueblo’ compro la vivienda en subasta publica por 375.000 euros después de que el primer pujante se echara atrás y renunciara a adquirir el chalé.

El 17 de julio se formalizo la adquisición del inmueble y después, tal y como ella misma confirmo, su nombre paso a figurar en las escrituras, convirtiéndose así en la propietaria legal:

“Lorena Romero y Tono Sanchis son okupas. La casa esta mi nombre». Para algunos expertos, esa operación parecía un poco ruinosa porque, ademas del dinero que le costo, tenia que asumir los 260.000 euros que quedan de hipoteca y los impuestos, que ascenderían a otros 8000. Sin embargo, ella explico en ‘Sabado Deluxe’ que el negocio le había salido redondo.

“Era parte de una estrategia de mis asesores. Yo no tengo que pagar el dinero por el que he pujado, se me resta de la deuda”

MUCHAS HORAS EN LOS TRIBUNALES

Tras notar que las cuentas no le cuadraban, Belén decidió interponer dos demandas contra su representante, Toño: una por estafa y otra por falsedad documental. Fue una larga lucha en los juzgados, lugar al que tuvo que acudir en varias ocasiones, siempre acompañada por Miguel Marcos.

Tras mas de dos años de batalla judicial, un juez dio la razón a la colaboradora, que salió victoriosa de todo este asunto. Después de ganar, interpuso una nueva demanda por mas impagos e inicio otra por la vía penal.

 

HABLA BELÉN ESTEBAN

Hoy Belén Esteban regresaba feliz al plató de Sálvame y lo hacía feliz y satisfecha al ver el final de su pesadilla.

  Tamara Falcó, reaparece tras romper con Iñigo Onieva

Termina así una etapa de incertidumbre.

“La avaricia os ha podido”

“Ha sido mucho tiempo, no ha sido fácil la situación, pero todo llega. Estoy un poco nerviosa y emocionada. Yo sinceramente sabía que hoy era el día. Se tenía que ir y me siento muy satisfecha”. – decía Belén

“Yo también lo he pasado muy mal, ¿eh? Quiero que sepa la gente que a quien le faltaba el dinero es a Belén Esteban y es mucho más que un millón de euros. Que si hay una familia que lo ha pasado mal es la mía, porque todo esto nos ha faltado. He ganado todos los juicios, pero me ha costado dinero. No os imaginais las piedras que este señor ha puesto en el camino…”

“Yo tuve que vender mi piso, el que me compré con mi padre, que le gustaba mucho ese piso, para pagar a Hacienda una deuda de 700.000 euros que me dejó él”, decía con lágrimas corriendo por las mejillas.

“Solamente quiero dar las gracias a mi marido, Miguel Marcos Martón, porque él y yo sabemos lo que hemos pasado. Hemos tenido reuniones, hemos tenido que pagar mucho, y siempre ha estado a mi lado. No ha sido nada fácil. Si me tuviera que volver a casar, lo haría con los ojos cerrados. Y no puedo olvidarme de mi madre, mis hermanos, mis cuñadas, Alma y Sandra, mis amigas de siempre, y quiero agradecer al equipo de abogados, y a Begoña y Arturo, que ellos me llevaron a este despacho de abogados. No teníamos nada de papeleo y tuvimos que ir yendo de productora en productora, agencia de eventos…. Me he rodeado de buena gente. “, admitía sin poder contener la emoción.

“He firmado un poder para que pudieran entrar mis abogados, uno de mis gestores, porque yo no quería ir”, matizada Belén a raíz de las informaciones que atestiguaban el deplorable estado en el que ha dejado Toño la casa.

“Tengo que pagar la hipoteca y los desperfectos, pero ya como es mi casa… La casa se arregla, se limpian las cacas del perro y se limpia la casa entera. Todavía queda mucho. Esto sigue y aún me queda un dinero que cobrar”.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: