Antonio Orozco, un padre feliz

El cantante vive entregado a sus dos hijos, Jan, de 13 años, y la pequeña Antonella, de 6 meses, con la que está redescubriendo lo mejor de la paternidad: «Está siendo una experiencia alucinante de mi vida»

Antonio Orozco: «Estoy orgulloso de mi familia»

Si algo caracteriza a Antonio Orozco (49) como músico es la sensibilidad que imprime a todas sus canciones. Y esa singularidad es la que le hace especial también en el plano personal, donde es un padre totalmente entregado.

El artista tiene una relación magnífica con su hijo, Jan, de 13 años, y la felicidad de ambos se vio completada y multiplicada con la llegada hace 6 meses de la pequeña Antonella. La preciosa niña tiene loquitos a los hombres de la familia y está permitiendo a Antonio redescubrir la paternidad.

“Está siendo una experiencia alucinante de mi vida», asegura el artista con un brillo especial en los ojos, ya que para él no hay nada más importante que sus niños: «Mi faceta como padre es la que más trabajo todos los días y si alguien me dijese: ‘Antonio, qué gran padre eres’, me haría muy feliz»

Noticias en GATITAROSA >>>  La boda soñada de Chenoa

Sin embargo, Orozco no está solo en esta difícil tarea y, aunque es muy discreto a la hora de hablar de la madre de su hija, no duda en deshacerse en halagos hacia ella: «Me quito el sombrero delante de todas las mamás del mundo por su energía, su fuerza y la capacidad que tienen. No sé de donde sacan fuerzas para hacer tantas cosas con un bebé que exige tanto». Y añadió «Antonella es buena nena, pero tiene la mejor madre que se podría tener».

MERECIDA RECOMPENSA

Antonio está pletórico y él mismo reconoce que está «en un buen momento». Y lo cierto es que así es, ya que la vida le está dando una nueva oportunidad para ser feliz después de los duros momentos vividos tras el fallecimiento de la madre de Jan, Susana Prat, cuando este tenía solo 9 años.

No obstante, aquel golpe tan duro le hizo unirse más a su hijo, que ha heredado su talento musical y que ahora ejerce como un perfecto hermano mayor, haciendo que a su padre se le caiga la baba. «Estoy muy orgulloso de mi familia», asegura feliz.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: