Anabel Pantoja y Kiko Rivera, reconciliación a la vista

La hija mayor de Kiko e Irene Rosales cumplió 6 años y sus padres organizaron una divertida fiesta en casa a la que la ‘influencer’ no quiso faltar. Un reencuentro que habrá sido el primer paso para arreglar sus diferencias.

No hay nada que la ilusión de los más pequeños no pueda conseguir, y eso es lo que ha sucedido en el seno de los Pantoja.

El pasado 15 de diciembre, Ana, la hija mayor de Kiko Rivera (37) e Irene Rosales (30), cumplió 6 años y sus padres le organizaron una estupenda fiesta de cumpleaños que Anabel (35) no quiso perderse, pese a las diferencias que mantiene con su primo después de que este la acusara de haberle mentido durante el tiempo que lleva enfrentado con su madre, Isabel (65), y de no haber favorecido su acercamiento, sino todo lo contrario.

CONVERSACIÓN A SOLAS

Aunque Kiko fue muy duro con su prima, la ‘infiuencer’ ha sabido separar este distanciamiento del amor que tiene por sus sobrinas, Ana y Carlota, a las que adora. De ahí que no faltara al cumpleaños de la pequeña.

Días antes ya había acudido a casa de Kiko para pasar una tarde con ellas, como solía hacer antes de que las cosas se torcieran con el DJ. Pero entonces el propio Kiko reconocía que en esa visita él no salió de su habitación para no encontrarse con su prima, una decisión de la que después se arrepintió.

«El otro día vino a mi casa a ver a mis hijas y yo estaba aquí en mi cuarto haciendo mis historias. Y por orgullo o porque no tenía ganas no salí. Ni ella entró ni yo salí. Tenía que haberle hecho caso a mi mujer, pero…», explicó el hijo de la Pantoja.

Unas palabras que hacen suponer que en esta ocasión tan festiva y especial si coincidirían en tomo a la mesa de la celebración, que incluía una gran tarta de cumpleaños que Anabel inmortalizo en sus redes.

Sin duda, un importante primer paso para su reconciliación, una posibilidad que cobra fuerza, pero que para terminar de hacerse realidad necesitaré primero una conversación sobre todo lo sucedido, como avanzo Irene.

Las fechas en las que estamos podrían obrar el milagro y hacer que ambos arreglen sus diferencias, ya que, como ha dicho el DJ, estas Navidades van a resultar muy duras porque son las primeras sin su abuela. Y, en su caso, las segundas lejos de Cantora, de su madre y de su hermana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *