Anabel Pantoja nuevamente en «Sálvame»

Anabel Pantoja nuevamente en «Sálvame»

Anabel Pantoja nuevamente en «Sálvame»

En febrero anuncié su marcha, pero ya se ha reincorporado al programa luciendo nueva figura y explicando las razones de su decisión.

Cuarenta y cuatro días. Ese es el tiempo que ha estado blank ANABEL PANTOJA (34) fuera de Sálvame, el programa que abandoné el pasado 25 de febrero cansada de tantas tardes de légrimas, críticas y polémicas familiares. Mucho más delgada, ya que ha perdido ocho kilos gracias a una «ayudita estética» que la mantuvo seis horas en quirófano, y con su novio, Omar Sánchez (29), en Cayos Cochinos como concursante de Supervivientes 2021, la sobrina de ISABEL PANTOJA (64) regresaba al plató que tanta visibilidad e ingresos le han proporcionado desde 2016. «Sí, he vuelto», contestaba la sevillana a Kiko Matamoros (64), quien quería saber si, además de defensora de su novio, iba a ejercer como colaboradora. «¿Ya has superado el asco que te daba venir?», cuestionaba el madrileño. «El negro está concursando en SV y este era mi trabajo. ¿Por qué voy a quedarme en mi casa?», respondía Anabel, aprovechando para recordar que siempre dejó la puerta abierta. «Me encontraba mal y, como muchos compañeros, he necesitado salir un tiempo», se justificaba.

EL MEJOR ESCAPARTE

Y si bien su vuelta ha sido bien recibida, sobre todo por la «cúpula», otras voces apuntan a que Anabel siempre tuvo en mente que su adiós no iba a ser definitivo. «Si te dejan ir y venir cuando te da la gana, será porque tú lo vales», aventuró Laura Fa. Y es que, al igual que la catalana, Anabel es consciente de que, si quiere seguir haciendo carrera en los medios, la silla de Sálvame es el mejor escaparate. Y no solo para su futuro televisivo, sino también para su trabajo como ‘influencer’ en las redes, por el que podría embolsarse más de 20.000 euros mensuales.

DOLIDA POR EL TONTEO DE OMAR

La andaluza se ha convertido en la mejor defensora de su novio, Omar tanto en el plató de ‘Supen/ivientes‘ como en su propio programa. Pero, aunque esté feliz por la experiencia que ha iniciado el joven, Anabel se derrumbó al ver unas imágenes de él en la isla. belén esteban belén esteban BELÉN ESTEBAN le comentaba que estaba empezando <<a tontear con Melyssa», aunque ella explicó que sus Iágrimas eran porque le echaba «mucho» de menos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: