ANABEL PANTOJA entre dos frentes

ANABEL PANTOJA entre dos frentes

ANABEL PANTOJA entre dos frentes

Su actitud neutral, sin tomar partido en la batalla que mantienen su tía y su primo, acaba por pasar factura a la colaboradora, a quien Kiko e Irene le piden que se posicione.

Desde que comenzó la cruenta guerra familiar entre ISABEL PANTOJA (64) y KIKO RIVERA (37), ANABEL PANTOJA (34) siempre ha intentado mantenerse en una posición neutral, sin tomar partido por uno u otro. Sin embargo, su tibia actitud con el espinoso asunto ha terminado por pasarle factura. Y es que, aunque hasta el momento los principales implicados en el conflicto han aceptado que la colaboradora no se decante por ninguna de las partes, finalmente el DJ y su mujer han terminado por cansarse. El primero en demostrarlo fue Kiko en ‘Domingo Deluxe’:

La quiero con locura, en- tiendo su postura perfectamente: no se posiciona, pero tira más al lado de mi madre. La importancia de todo este es la dependencia que tienen, que venga mi prima aquí y diga lo que piensa.

UN MAR DE LÁGRIMAS

Tras este aviso, ha sido irene rosales IRENE ROSALES (29) quien ha entrado en directo en Sálvame, visiblemente molesta y enfadada con Anabel por defender a Isabel en un asunto en concreto: el relacionado con las adicciones de su marido.

«Entiendo su situación, pero con la de conversaciones que he tenido con ella… Solo en esta, que sabe lo duro que es para mí, podría haber sido un poco más flexible porque a mí ya me duele», aseguro la colaboradora de Viva la vida. Unas palabras que hicieron llorar a la sobrina de la tonadillera, que no pudo evitar derrumbarse al mismo tiempo que le pedía disculpas a la mujer de quien es como un hermano para ella. «Es un tema que me duele bastante porque el único momento en que mi suegra nos ayudó fue la semana que nos fuimos a El Rocío», explicó Irene, dejando muy claro quiénes se volcaron de verdad para sacar al DJ del fondo del pozo en el que se encontraba. La esposa de Kiko explicó:

He tenido que tirar de cosas que me correspondían, pero también correspondía a otras personas ayudarle. Todo el mundo se ha puesto medallitas, los únicos que no nos las hemos puesto y que seguimos acarreando con todo somos los amigos de Kiko y yo.

Anabel, por su parte, encajé este ‘tirón de orejas’ de su ‘prima’ sumida en un mar de lágrimas, Y es que, como confesó horas más tarde, no puede imaginar el enemistarse can la pareja: «Yo no quiero perderlos a ellos, necesito que me entiendan».

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: