Amelia Bono recupera su ilusión

Tres meses después de separarse de Manuel Martos, la hija de José Bono tiene de nuevo el corazón contento gracias a Fernando Ligues, un empresario divorciado que forma parte de su grupo de amigos de Marbella.

No es ningún secreto que el amor no entiende de tiempos y puede aparecer en cualquier momento y lugar.

Buena prueba de ello es el caso de amelia bono AMELIA BONO (40), quien, tras anunciar el pasado 2 de julio su separación de Manuel Martos (42) después de catorce años de amor y cuatro hijos en común, parece haber encontrado de nuevo la ilusión.

El responsable de que la hija de José Bono (70) tenga de nuevo el corazón contento es Fernando Ligues (47), un empresario divorciado con tres hijos que forma parte de su grupo de amigos de Marbella.

Un hombre que, según su entorno más cercano, «tiene un carácter muy afable y es muy deportista y muy generoso». Tal y como señala el periodista Saúl Ortíz (33), la pareja comenzó a salir en septiembre, solo que, debido a que había pasado poco tiempo desde la separación de Martos, prefirieron ser muy discretos con su incipiente amistad especial.

No obstante, el pasado puente del Pilar, Amelia y Fernando fueron vistos en actitud muy cariñosa y cómplice disfrutando de unos días de descanso y diversión en Sotogrande. La mejor confirmación de lo suyo.

NO VOY A DECIR NADA

La empresaria, por el momento, no ha querido pronunciarse al respecto. «Estamos todos bien y está todo bien», es el único comentario que ha hecho. Y en la misma línea se ha querido mostrar el hijo de Raphael (78):

«No voy a decir absolutamente nada. Lo importante es que todos seamos felices y que la familia esté bien… y nada más».

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: