A la luz: Las alucinaciones mentales de Rocío Carrasco

Rocío Carrasco ya no tiene medida. Imagina. Inventa. Es consciente que tiene a una legión de palmeros que no van a cuestionar nada de lo que digan.
En eso consiste crear una gran mentira.
Lo importante es seguir haciendo caja.

Rocío Carrasco dejó claro hace ya tiempo que es una mala madre y también que es una mala hija. Eso ya nadie con razonamiento lo duda.
Ahora ha decidido coronarse como mala hermana, mala sobrina y mala prima.

En cierta manera da una gran tristeza ver como Tele 5 y Lecturas se aprovechan de su enfermedad.

A Jorge Javier le cuenta auténticas barbaridades de los Mohedano en concreto también sobre Gloria, de la que llegó a decir que:

«Es muchísimo peor que Amador que al menos tenía corazón, pero que Gloria en una persona seca, no solamente de trato sino también con su relación con respecto a las personas»

Paloma García Pelayo que le preguntó por qué usaba el nombre de jauría para hablar de los Mohedano y decía que:

Noticias en GATITAROSA >>>  Amador Mohedano no se calla y arremete contra Rocío Carrasco

«Es que es una descripción. Que no es un insulto porque son como animales buscando una presa frágil, indefensa y herida que saben que pueden atacar. Si fueran ángeles normales, maravillosos, no los llamaría así. Ellos van en contra de la persona que más quería en el mundo, Rocío Jurado. No son generosos con ella, porque cuando alguien es generoso con otra persona es a cambio de nada y aquí no pasa. Por eso no tiene valor que estuvieran en Houston, tenían que mantener esa fachada. No digo que no la quisieran, pero la podían haber querido mejor»

Los hechos que describe Rocío Carrasco están tan alejados de la realidad que vivimos los que estuvimos allí, lo que conocíamos a Rocío… No tiene nada que ver esto con lo que pasó.

Porque la que no estuvo fue la propia Rociíto. La que cuando estuvo visitaba un ratito a su madre y después se iba de fiesta era Rociíto.

Noticias en GATITAROSA >>>  Rocío Flores y su hermano estudian demandar a su madre

Rocío Carraso vive ya en una realidad inventada a su medida. Un mundo imaginario que para ella es completamente real. Los medios, presentadores y colaborados de los programas la aplauden y hace caja junto a ella,l y nadie le dice:

¡Vale! Vamos al médico. Luego seguimos hablando.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: